[12] SERVIDORES AUTOGESTIONADOS

servidores-autogestionados

El día de hoy les traemos un programa para mirar cuál es el camino hacia la descentralización de la información, hacia la autogestión, y hacia la soberanía tecnológica. ¿Por qué? Porque la información es poder, y las arquitecturas de información esconden estructuras de poder. Internet está llenísima de información, y es por tanto un espacio donde se ponen en juego muchas relaciones de poder.

Alguna vez te preguntaste: ¿dónde está almacenada la información que circula por internet? Todas esas fotografías, archivos de texto, artículos en pdf, archivos de música... no están ahí flotando por el aire, no son solamente destellos de luz en los cables de fibra óptica, sino que están almacenados físicamente en algún sitio. Quien tenga acceso a esos datos también tiene la potestad de eliminarlos, modificarlos, o también de bloquear el acceso al canal que nos permite llegar hasta ellos.

La clave de este acertijo son los servidores. La información que circula por internet está almacenada en computadoras que reciben el nombre de servidores. ¿Qué son los servidores? ¿Qué características tienen? ¿Cómo funcionan? ¿Quienes administran o cuidan que los servidores funcionen correctamente? Son muchas preguntas, vamos a intentar responderlas todas a lo largo de este programa, así que presten atención y no se vayan que comenzamos este desarmador con la compañía de una aguerrida ciberfeminista.

Anamhoo: "Yo soy Anamhoo, soy de México y estoy en un pequeño colectivo en una ciudad muy patriarcal."

. . .

Un servidor es un programa que provee servicios a otros programas en la red, a los que llamamos clientes. También se conoce como servidor a la computadora en la que corre este programa. Si tecleas en tu navegador la dirección de una página web que quieras visitar: GET https://es.wikipedia.org/wiki/Radio_comunitaria, el navegador en tu compu (osea el cliente) primero solicita una pagina que pasa por tu proveedor de internet, y esta solicitud viaja por el cable dando varios saltos hasta llegar a la computadora (osea al servidor) donde están alojados los archivos de la página web. Este servidor está encendido y conectado a internet día y noche los 365 días del año, y está alojado en un centro de datos, seguramente en una ciudad como Amsterdam, Londres, Nueva York o Frankfort, ya que la mayor parte del tráfico de internet en el mundo pasa por estas ciudades.

Como vimos en el programa de la neutralidad, internet nació como una red distribuida, y esa era su ventaja: seguir funcionando aunque partes de la red se desconectaran. Pero en la actualidad estos grandes centros de datos son un obstáculo para las comunicaciones libres y abiertas. La centralización facilita la censura y el control del flujo de información. La propiedad sobre la información por parte de empresas facilita la vigilancia y empeora la privacidad: cuando agencias gubernamentales necesitan información sobre nosotras, información que hemos depositado en los servidores de corporaciones como yahoo, google y otras, solo tienen que solicitarla. En cambio si tenemos servidores pequeños, con distintos modos de trabajar y distintas herramientas, en diferentes países y mantenidos por diferentes personas, se hace más difícil cortar todos los servicios al mismo tiempo o saber a quiénes tenemos que encarcelar para paralizar un levantamiento o acallar una protesta.

Anamhoo: "Tenemos un problema porque seguimos teniendo centralizado el conocimiento aunque estemos por los procesos de descentralización, no hemos encontrado las mejores vías para compartir ese conocimiento, para que sea mucho mas fácil y cotidiana, nos cuesta mucho trabajo desprendernos de esta estructura tan vertical. [...] Hay que hacer notar que esto ha sido un movimiento importante político dentro del internet de gente que trabajaba más desde el programar, desde el hardware - como de montar las cosas, al mismo tiempo pareciera que ya no es suficiente, porque la cuestión es que la forma en que ya está operando internet, la forma en que lo han logrado captar, realmente tiene muchos años que internet ya no es un espacio libre, que el gran sueño de tenernos todos conectados, de horizontalidad, de nodos descentralizados, no es más ya una realidad."

Lo servidores autónomos son el contrapeso a la forma centralizada de la gobernanza de la red y de nuestros datos. ¿Servidores autónomos? Tatiana de la O en un artículo del Dossier Ritimio sobre Soberanía Tecnológica los define como "servidores autogestionados cuya sostenibilidad depende del trabajo voluntario y a veces remunerado de sus mantenedores cuando estos reciben financiación por parte de la comunidad a la que sirven. No dependen por lo tanto de una institución pública o privada para su funcionamiento. En cualquier caso, la autonomía de estos servicios puede variar, algunos aceptan subvenciones o están alojados en instituciones educativas mientras que otros pueden estar escondidos en alguna oficina o alojados en un centro educativo o de arte y no necesitan de tanta financiación."

Los servidores autónomos nacen como una iniciativa por parte de los colectivos hacktivistas para democratizar el acceso a la información, ¿cómo sucedió esto?.

Anamhoo: "El movimiento de servidores autónomos es un movimiento que tiene muchos años, prácticamente desde los 90s que empezó a ir creciendo toda la infraestructura de lo que es el internet, como que se empezó a ver la necesidad de ir generando estos espacios. La gente que más estaba entendiendo hacia dónde iba ir el movimiento del internet empezó a ver que habían muchos peligros. Entonces a lo largo de los años se fue tratando de consolidar este tema de los servidores autónomos o autogestionados, que en principio tendrían que ser espacios que no pertenecieran a las corporaciones y en donde la gente pudiera seguir teniendo allí su información. Era importante porque además era una acción política, que no solamente tenía que ver solo con las corporaciones sino con la libertad de expresión. Entonces ahí hubo un crecimiento de servidores, y habría que pensar cómo mucho de este conocimiento tan técnico estaba sobre todo en manos de hombres blancos del norte. Entonces el nacimiento de servidores feministas, como en Brasil Virosca ha sido muy importante, mujeres que estaban en la tecnología, que tenían el conocimiento, decidir agruparse y decir que nos hacen falta servidores feministas, en donde un servidor feminista todavía no es algo definido tampoco, en un ambiente muy cambiante en relación a las tecnologías... porque al principio era muy difícil montarte un servidor por internet, ahora todo está tan configurado y tiene ya una estructura muy vertical, por más que quieras tener horizontalidad en la administración del servidor."

Anamhoo toca un tema clave: la administración. Tanto para servidores comerciales como para servidores autónomos, se necesita de alguien que instale los programas que corren en un servidor, y configure, mantenga, monitoree, documente, gestione los respaldos, y asegure el correcto funcionamiento del servidor, a esta persona se le llama sysadmin o persona que administra sistemas. Muchos sysadmin tienen formación académica en informática o ramas similares, y muchas otras personas que se dedican a esto son autodidactas y han aprendido a gestionar servidores según las necesidades de las comunidades a las que sirven.

La autoformación es uno de los motivos por que las experiencias de servidores autónomos son importantes, ya que son un espacio colectivo de formación para las personas que optan por no incorporarse al sistema educativo tradicional, o no cuentan con los medios para hacerlo. Con frecuencia los servidores autónomos se nuclean en torno a una comunidad local, y muchas veces estos procesos de aprendizaje son colectivos y las herramientas que se van desarrollando responden a las necesidades específicas de los grupos.

Los servidores autogestionados suelen ofrecer herramientas para el trabajo colaborativo (como los pads o las wikis, donde mucha gente puede componer un texto al mismo tiempo), que responden a las necesidades y las ideologías de comunidades en resistencia, y le hacen un gran contrapeso a las herramientas y servicios que abundan ahora en internet y que están basadas en intereses comerciales. Contar con una red de servidores autónomos resulta en un espacio en internet basado en valores alternativos y solidarios donde las personas que mantienen los servidores lo hacen para apoyar el trabajo de la comunidad, y no para vender o entregar nuestra información a gobiernos o agencias publicitarias. Por analogía, es la vida de las calles o las plazas, frente a la vida en el escaparate del centro comercial. El aptapi frente al mcdonalds: son los mismos principios de la lucha por la soberanía alimentaria y la resistencia al imperialismo, solo que trasladados al medio digital.

Los servidores autónomos son también importantes por la confianza y la seguridad que aportan a un movimiento. Tatiana de la O lo explica así: "Al tener a nuestros proveedores de servicios dentro de nuestra comunidad, la posibilidad de ser escuchados cuando hay un problema es mucho mayor. Al mismo tiempo, cuando utilizamos servicios que un colectivo mantiene por razones políticas su posicionamiento frente a las autoridades será también politizado. Si la policía se presenta en un datacenter para llevarse el servidor, la actuación de la persona que los reciba puede marcar una diferencia." Por ejemplo en el caso de facebook, sabemos que entregarán todos los datos sin chistar y no se molestarán en notificar a las personas involucradas. Si esto ocurriese en un centro okupado por ejemplo, puede ser que quien reciba a la policía no permita que se lleven el servidor y avise al colectivo que lo lleva, o lo desconecte temporalmente hasta contactar a las personas encargadas del servidor.

Anamhoo: "... ahora me recuerdo con lo que dices de una experiencia en México, en la comunidad de Vicente Guerrero Tlaxcala, que es una pequeña comunidad que salió en la defensa del maíz hace muchos años, antes de que estuviera de moda defender el maíz. Ellos tienen un proceso organizativo bien interesante: es la decisión de seguir siendo campesino en un mundo globalizado en el que al campesino lo le llegan los recursos que de deberían de llegar. Un grupo de gente de México que tenía una cosa que se llamaba Red de Talleres Libres tenían la idea de poder compartir con la gente cómo se hacía un servidor y que la gente pudiera tener su propio servidor. Entonces fueron estos compañeros a través de un proyecto que era una administración fácil de servidores, que lo dejaron montado y desde entonces el servidor esta ahí en esa comunidad, y a veces se cae, a veces la máquina se calienta, y a veces hay que cambiar de máquina, pero no pasa nada, ¿sabes cuando tráfico va a recibir mi página? ¿veinte, treinta visitas al día? es como si un día no está no pasa nada, y nadie se angustia, pero el servidor está en la comunidad y hay un grupo de jóvenes que lo esta manteniendo, igual quién sabe que tan sustentable energéticamente es esto, como habría que pensar muchas cosas."

Como sugiere Anamhoo, el contexto de los usos de servidores radicales o autónomos se puede amoldar a muchas de nuestras realidades regionales. Por ejemplo, la capacidad de gestionar servidores autónomos puede ser clave para no pasar por caja como nos obligan las empresas que cobran por todo. Para que cien personas descarguen contenidos no hace falta que las cien personas tengan conexión y compren megas: podrían estar descargándose películas o libros de un pequeño servidor compartido y autogestionado en el barrio, sin pagarle a la operadora de internet. Un colegio en un área periurbana podría tener una copia rápida y gratuita de la wikipedia, como alternativa autogestiva a un servicio malo y caro de cualquier empresa de telecomunicaciones que esta cobrando por los megas a cada estudiante o a los fondos públicos. Solo hace falta pensar de otra forma mas allá del lucro y en este caso alguien que sepa montar un servidor web en una máquina barata.

Un servidor web lo único que hace es almacenar y servir documentos HTML (que es un formato especial para que los documentos de las páginas web se visualicen en los navegadores), así como cualquier multimedia asociada a ellos. Hay otros tipos de servidores: el servidor de correos que envía, recibe y almacena los emails; un servidor proxy que guarda copias del contenido y puede anonimizar el cliente que verdaderamente está detrás de una petición; un servidor de calendario, un servidor de streaming que emite un flujo de audio... y así existen varios otros.

. . .

Vamos ahora a recorrer algunos ejemplos de servidores radicales y autónomos, y como no nos da el tiempo para mencionarlos todos, en nuestro sitio web les dejamos enlaces a más lecturas sobre estas experiencias.

Comenzando con los veteranos, nos vamos a Norteamérica donde esta la banda de Riseup, un colectivo con casi 20 años encima, y que como dice en su sitio web: "son una organización autónoma con sede en Seattle y con personas comprometidas a lo largo de todo el mundo". Su objetivo es alcanzar "un mundo sin penurias y con libertad de expresión, donde el poder sea compartido en igualdad". Riseup ofrece servicios de email seguro, listas de correo, VPN, herramientas de trabajo colaborativo como pads y más cosas. Se han hecho famosos últimamente porque se les murió el canario, pero ya hablaremos de esto en otro programa.

Dos experiencias en Europa que nos gustan son Autistici/Inventati y Anarchaserver(#): “Autistici/Inventati nace hace más de 16 años cuando individuos y colectivos ocupados en cuestiones de tecnología, privacidad, derechos digitales y activismo político se reunieron en Italia. La idea básica es proveer una amplia variedad de herramientas de comunicación libres, impulsando a las personas a elegir aquellas opciones libres en lugar de las comerciales. Quieren informar y formar sobre la necesidad de proteger la propia privacidad con el fin de evitar el saqueo que gobiernos y corporaciones llevan a cabo de forma indiscriminada sobre nuestros datos y personalidades. Ofrecen servicios como blogs, alojamiento web, servicios de anonimización, y correo electrónico”

Anamhoo: "En nuestro caso, a partir de este evento del transhackfeminismo se creo anarchaserver como un espacio que veíamos que era como para aprender, experimentar y para dar espacio a nuestras palabras porque hay muchísima censura en relación a los temas feministas y hay un montón de otros servidores autónomos que trabajan mucho para poder dar espacios a una gran diversidad de movimientos sociales y están en todas partes del mundo, no se compara con la infraestructura existente por el lado comercial - pero tampoco quisiera minimizar estos procesos de aprendizaje en donde sí que se han podido generar cosas interesantes y en donde puedes ver que en algunos países los medios libres se sostienen mucho a partir de la existencia de este tipo de servidores."

En Sudamérica existe también una cierta tradición de servidores autogestionados. Los proyectos cubren un espectro amplio: desde proyectos más punkis ligados a hacklabs o asociados a espacios okupados, o proyectos más orientados a radios comunitarias u otros medios libres, hasta proyectos más vinculados al tejido asociativo o el medio universitario.

Kéfir es un "proyecto latinoamericano compuesto por activistas inmersas en luchas sociales de software y cultura libre, feminismos, economía crítica social y movimientos de autogestión. Kéfir quiere sembrar una semilla orientada a la infraestructura digital autónoma para activistas, periodistas, colectivos, organizaciones sociales, medios libres, etc." Kéfir ofrece, entre otros servicios, email, chat, y listas de correo.

Otro ejemplo en la región es Código Sur, "un colectivo de personas pertenecientes a diferentes movimientos sociales, que tienen el propósito de colaborar con el desarrollo y la socialización de la comunicación, la cultura y las tecnologías libres en América Latina. Su trabajo se desarrolla por medio de redes de pares y de un modelo descentralizado de gestión. De esta manera, brindan servicios tecnológicos libres y seguros a organizaciones, movimientos, colectivos y personas que promueven los derechos humanos, la ecología, la comunicación, la tecnología, las libertades individuales y colectivas, y los procesos sociales de emancipación." Operan desde Costa Rica, Argentina, Guatemala y México, y de forma distribuida y descentralizada por medio de internet.

Finalmente, mencionar al servidor autónomo mexicano [Espora(http://espora.org/AcercaDeEspora/), "un proyecto resultante de la condensación de experiencias de personas que participan en movimientos sociales, estudiantiles y en colectivos de medios de comunicación independiente y que comparten la filosofía del software libre. Espora es un proyecto cultural dedicado a la construcción de una infraestructura para el aprendizaje colectivo de tecnologías libres y la socialización del conocimiento a través de un servidor en el que desarrollan recursos de manera autónoma. Ofrece servicios web, correo electrónico, bases de datos, listas de correo, mensajería instantánea, entre otros, como una práctica cultural basada en el uso ético y político de la tecnología."

. . .

Anamhoo: "Creo que necesitamos releer la tecnología desde muchos aspectos como el género y la clase, también desde el imperialismo, desde la forma en que te llega, porqué necesitar estar conectado, o porqué no estarlo, creo que nos hace falta pensar mucho eso: cómo queremos comunicarnos, y para qué queremos comunicarnos, con quién queremos comunicarnos, y si esa sería la vía, que todos tengamos un servidor, o no. O que tengamos dos o tres y tener ahí unos respaldos por si nos lo atacan un día o algo así, creo que son muchas preguntas pero que no nos las vamos a contestar hasta que no emprendamos otro tipo de diálogos y en donde la tecnología sea solo una cosa más de las que estamos dialogando, porque si nos centramos solo en ella nos cerramos, y estamos hablándonos a nosotros mismos y a nosotras mismas."

No todo en el mundo de los servidores radicales o autogestionados es de color de rosa. Surgen constantemente nuevos proyectos y otros perecen: la autogestión de las comunidades autónomas es un desafío, y además las fuerzas represivas gustan de requisar servidores que prestan servicios a las comunidades, como sucedió más de una vez con el grupo Saravá de Brasil, que alojaba los contenidos de la Radio Muda, una radio libre con más de tres décadas de recorrido encima. El paisaje de servidores autónomos también cambia con los años, según las tendencias ideológicas de las nuevas generaciones de nerdies y geeks, y también con la accesibilidad del hardware para montar servidores.

Ahora ya sabemos qué es un servidor, qué cosas se pueden hacer con uno, y hemos visitado algunas experiencias interesantes. Solo queda que evaluemos nuestro entorno en términos de requerimiento de servicios y de seguridad digital, y si consideramos que tener un servidor autogestionado en nuestro colegio, en nuestro barrio, en nuestro centro social, o en nuestro colectivo es una buena idea, no esperemos más y aprendamos, investiguemos, pongámonos en contacto con otros proyectos para conocer sus experiencias más de cerca, y montemos nuestro servidor radical, autónomo y autogestionado.

. . .

Para cerrar este programa nos prestamos las palabras de las compañeras de Kéfir: "Ante la profundización de la vigilancia a escalas masivas y constantes y la criminalización de cualquier forma de disidencia y protesta social, la privatización de nuestros bienes comunes digitales y la violencia que se ejerce online, construir redes autónomas y resilientes en internet es, más que nunca, vital y necesario. No es suficiente visibilizar problemáticas, defender nuestros derechos en internet y exigir su justa gobernanza, ni tampoco migrar a software y sistemas operativos libres, sino que debemos reapropiarnos de la propia infraestructura de internet, para crear una arquitectura social crítica que se base en las autonomías tecnológicas, las economías sociales y los feminismos."

Anamhoo: "Hay que pensar distinto, no sé si ya se esta visualizando así, pero creo que hace falta, porque internet no es más libre, porque la infraestructura está totalmente corporativizada, quienes legislan, quienes hacen todo lo están viendo desde allí, tenemos que ser mucho más creativos que esto, entonces aunque el movimiento de los servidores autónomos que quiero, reivindico y todo, sigue siendo falta en este contexto de seguir teniendo voz, no es suficiente ya."

Llegamos al final del programa. Gracias Anamhoo por acompañarnos y a todas las personas que nos escuchan les mando un abrazo radical y autónomo, y las espero el mes que viene con más para desarmar.

(#) Anarchaserver es un proyecto que comenzó en Barcelona, con lo cual lo hemos incluido dentro de los proyectos europeos; sin embargo vale aclarar que involucra a muchas personas y colectividades de varios otros países, incluida la región latinoamericana.

NUESTRAS FUENTES

EN TEXTO

EN AUDIO

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS