[20] QUIÉN VIGILA A LOS VIGILANTES

programacion

Bienvenidas a todas las personas y seres intergalácticos que nos siguen a través de las ondas hertzianas a uno u otro lado del atlántico. Cálidos y otoñales saludos a quienes nos escuchan desde emisoras FM en Bolivia, Brasil, Venezuela o Uruguay, y un primaveral abrazo a las radioescuchas desde México o la península Ibérica. Gracias una vez más a las emisoras que nos incorporan mes a mes en su parrilla, y gracias también a las personas que nos escriben después de cada programa comentando o sugiriendo ideas para tratar. Arrancamos aquí con el vigésimo desarmador: nunca pensamos en el comienzo de esta aventura que fueran a salirnos veinte programas, pero todo parece indicar que no nos van a faltar nuevos temas que desarmar. Así que, como el sistema en base diez es un poco aburrido, dejaremos las celebraciones para cuando llevemos 32 programas, como algunos otros veteranos de las ondas hacktivistas (guiño, guiño).

En el programa de hoy hablaremos, para variar, del mundo real, aunque a veces la realidad parezca sacada de un cómic sobre espías y organizaciones criminales. Nos preguntamos, como en la obra de ese gran hechicero que es Alan Moore, "Quien Vigila a los Vigilantes?", y por vigilantes entiéndase ese grupúsculo de personas que no tienen nada mejor que hacer que tener los ojos puestos en nuestro tráfico de internet, sin otro motivo que coartar nuestra libertad de expresión y nuestro derecho al libre acceso de contenidos en línea.

Es un poco complicado esto de distribuir imágenes a través de la radio. Los oyentes que nos siguen a través de nuestra web lo tienen mucho mas fácil, ya que generalmente al navegador web no le importa mezclar imágenes y texto. Para ti que nos oyes, vamos a intentar una transmisión hipertextual de viva voz: imagina un parche de tela de esos que traen algunos abrigos en el lateral de la manga, como los parches de las misiones lunares o las expediciones a la Antártida. En este parche, en cambio, se observa un pulpo con cara maliciosa extendiendo sus tentáculos sobre el mundo, con la inscripción, en inglés, "NOTHING IS BEYOND OUR REACH", o algo así como "NADA ESCAPA A NUESTRO CONTROL". Sí, ya sabemos que suena a una organización de villanos sacada de las películas de James Bond. Pero lo bueno del asunto es que ese que acabamos de describir fue en efecto el escudo oficial de la misión NROL-39 en 2013, que lanzó un satélite como parte de una red de reconocimiento de los Estados Unidos de América - sí, justo lo que puede que estés pensando: 2013 fue el mismo año que Snowden hacia públicas sus revelaciones sobre la extensión de la vigilancia masiva a manos de varias agencias del gobierno estadounidense. En un giro de tuerca verdaderamente divertido, en la revista interna de la ODNI (la oficina de director de inteligencia nacional de los uesei) se explica por que pensaban que lo del pulpo con cara de mala hostia era una buena idea: los pulpos son inteligentes, se adaptan a las circunstancias... y bueno, suponían que dando esa imagen los "enemigos" sabrían que no tienen donde esconderse. De hecho sabían que la resultaba un poco amenazante, pero aun así eligieron esa imagen y su mal rollo.

NROL39

Si la "inteligencia" estadounidense, valga la palabra, tiene esta oficina llamada ODNI, las habitantes de internet pueden decir con cierta tranquilidad eso de "sí, pero quien vigila a los vigilantes?", y acudir a una comunidad llamada OONI, el Observatorio Abierto de Interferencias en la Red, en busca de respuestas. Y, con cierta ironía poética, el logo de OONI es también un cefalópodo, aunque bastante más simpático: parece mas bien una sepia, es de color azul, tiene cuatro tentáculos, un solo ojo, y parece un poco confundido. Quizás porque no para de observar los paquetes del tráfico de internet tratando de entender si todo va como tiene que ir, o por el contrario, alguna agencia esta interfiriendo con nuestras comunicaciones, bloqueando, manipulando o en general interfiriendo con las páginas que queremos leer o las comunicaciones que queremos iniciar.

A lo largo del programa de hoy hablaremos con un compañero que contribuye con esta comunidad que, en cierto modo, vigila a los vigilantes.

hola, soy Lucas Texeira de Brasil, trabajo en Coding Rights que es una organización basada en Brasil y liderada por mujeres que se propone promover un mejor entendimiento de las tecnologías digitales y especialmente cómo reflejan desequilibrios y desigualdades de poder - y no solo reflejan sino también amplifican algunas veces... y pido perdón por mi portuñol... Trabajamos con un número de proyectos en este área, en este contexto: temas como libertad de expresión, privacidad y cuestiones de género.

Volviendo al tema de los pulpos, nos habíamos quedado en que OONI tiene un logo muy simpático con una sepia azul de un solo ojo, pero a continuación Lucas nos da algunos detalles más sobre OONI.

Lucas: OONI es el Open Observatory on Network Interference u Observatorio Abierto de Interferencias en la Red. Es un grupo de personas, una organización, un proyecto que involucra a personas interesadas en detectar y medir la censura en internet y otras interferencias que indican que alguien esta manipulando los paquetes en su red. Entonces, distribuyen sensores (pequeñas computadoras) para que puedas poner en tu red, y todos los días intentas hacer cosas en esa red y compares con otro punto donde no habría esta censura, para ver lo que está bloqueado en tu país, es decir, cuales websites están bloqueados. Mantienen una gran lista de websites de varios países, y a través de esto todos los días acceden [a ellos] para intentar detectar estas interferencias, ver si puedes acceder a una VPN, o a servicios de la internet fuera de la web y también hacen cosas más complejas mirando dentro de los paquetes de información para detectar vestigios que podrían indicar algún tipo de interferencia o censura.

Entonces, OONI es otro ejemplo de un proyecto tecno-político. Por una parte, es una comunidad que escribe programas para detectar cómo y cuándo alguien está interfiriendo con el tráfico en la red, sea para censurar un sitio, bloquear una herramienta, o para modificar el tráfico con otros fines. Y por otra parte, este observatorio está formado por personas y organizaciones que usan esos programas para elaborar informes de lo que está ocurriendo respecto a estas interferencias en diferentes partes del mundo y a lo largo del tiempo; y poder analizar, difundir y actuar sobre estas interferencias maliciosas.

Lucas: Nosotras y nosotros en coding rights somos parceros (partners o socios) de OONI project en Brasil porque ayudamos a instalar sensores en diferentes redes para que se pueda compararlas y ver cual bloquea y cual no. También, cuando se detecta algo en Brasil, como el bloqueo de WhatsApp, entramos en contacto y podemos explicar el contexto regional: por qué este bloqueo puede estar sucediendo, y cómo lo están haciendo. También podemos hablar acerca de esto en Brasil con otras organizaciones que tratan de derechos humanos y derechos en la red, para hacer artículos y hablar acerca de esto con las evidencias de los datos que OONI recoge y publica de forma abierta en internet.

La iniciativa de OONI nace bajo el paraguas del proyecto Tor, del que ya hemos hablado en otro programa, y comienza en 2012. Analizar de forma rigurosa las interferencias en la red se hace necesario porque la censura y la circunvención de la censura no dejan de ser una danza que va evolucionando con el tiempo, un juego entre el gato de los gobiernos represivos, las corporaciones del capitalismo de la vigilancia, y el ratón de los derechos humanos y la libertad de información y comunicación. Como decía la reina roja en Alicia a Través del Espejo: tienes que estar moviéndote continuamente para poder permanecer en el mismo lugar. En el caso de la vigilancia y la resistencia a la censura, ninguna solución técnica dura para siempre: igual que decíamos en su momento que Tor y los onion services son una herramienta que permiten publicar contenidos haciendo muy difícil su censura, también es cierto que los gobiernos represivos en diferentes lugares han dedicado muchos recursos a encontrar la forma de bloquear Tor - y de nuevo, todo el tiempo surgen nuevas soluciones tecnológicas para evitar esos bloqueos. Poder ver en cada momento si un sitio web, o el uso de una tecnología, está bloqueada o no en un país, es esencial para entender qué debe hacerse a continuación.

De este modo, los sensores de OONI responden a varias preguntas técnicas, día tras día:

  • ¿Qué sitios web están bloqueados?
  • ¿Qué aplicaciones de mensajería instantánea están bloqueadas?
  • ¿Qué tecnologías de censura se están empleando en una red en particular?
  • ¿Está Tor bloqueado en esta red?
  • ¿Están los proxies bloqueados?
  • ¿Cuál es la velocidad y el rendimiento en mi red?

Periódicamente, la comunidad de OONI publica informes sobre el estado de la censura e interferencias en general en diferentes partes del mundo. Entre las publicaciones recientes puedes ver un minidocumental sobre la censura en Cuba, interrupciones en la red durante las elecciones en Sierra Leona, el bloqueo de Instagram en Irán mediante Deep Packet Inspection durante una serie de protestas, o los bloqueos en Brasil al uso de WhatsApp. Sobre esto, y la situación de la censura en Brasil, Lucas nos cuenta un poco más:

Lucas: Ahora no detectamos una censura tan pesada en websites. Cuando usamos OONI para detectar y hacer investigaciones acerca del bloqueo a WhatsApp que ocurrió dos veces, más que detectar si las websites funcionan o no, también [los sensores, o sea las sondas o probes, que son software escrito por la gente de OONI] intentan acceder a la red de WhatsApp, a la red de Telegram, o a la red de Tor network. Dos veces un juez, o dos jueces diferentes, pidieron el bloqueo de whatsapp porque ésta no entregaba registros de conversaciones a la policía ya que no las tenía porque whatsapp esta cifrado de modo que los servidores de whatsapp no consiguen saber quién está hablando con otra persona, y por un mal entendimiento tanto del marco civil de internet - que es la ley principal que trata de internet en Brasil, como del funcionamiento de los computadores. Entonces pidieron que bloqueasen whatsapp y cuando esto aconteció, inmediatamente los sensores de OONI - que no son sólo estas computadoras, sino tienen también una aplicación de teléfono que puedes usar para testear las conexiones de websites -, empezaron a detectar esto y al mismo tiempo detectan como también recogen paquetes de información que no te identifican pero que los ayuda a hacer una investigación más profunda de si verdaderamente se trata de censura, porque a veces hay errores técnicos que derriban y ponen offline los servicios, pero hay una investigación para saber con certeza si es censura o bloqueo, y cómo se está haciendo: si es un bloqueo de DNS, o si es un bloqueo de las IP en los proveedores para que también entren en contacto o sean contactados por periodistas o investigadores quienes usen estos datos para complementar y evidenciar su investigación o su articulo analítico.

Bueno, si después de escuchar este programa lo siguiente en tu lista de tareas es ser parte de quienes vigilan a los vigilantes, Lucas nos cuenta de que formas puedes contribuir con el proyecto.

Lucas: El proyecto OONI es un proyecto bien abierto en la medida en que hacen reuniones (meetings) abiertos en los que puedes participar por la internet. Puedes ayudar y colaborar en el proyecto bajando la app en tu teléfono e intentado hacer tests; puedes instalar los sensores, o probes, en tu computadora on en un raspberry pi, y conectarlos a tu internet. Puedes también colaborar con la lista de websites que están monitoreando, porque no monitorean todos los websites del mundo ya que sería muy complejo y trabajoso - y no es eficiente. Entonces, lo que pasa es que OONI y los sensores bajan una lista de websites tanto generales para todo el mundo, como sitios accedidos por todo el mundo más o menos igualmente, como las redes sociales facebook.com, o twitter.com, o websites de noticias internacionales, pero también hay listas locales para cada país. Entonces si en Chile o Bolivia o Brasil tenemos websites que queremos que OONI monitoree todos los días porque pensamos que pueden ser bloqueados, o para que detectemos el día que fueran bloqueados, y tengamos esta evidencia, puedes añadir estos websites en la lista que usa [OONI] y enviar como una colaboración personal, o de su organización o mismo anónima y esto se pondrá en la lista para que la próxima vez que los sensores vayan a hacer los tests incluyan estos websites. Hay un número de categorías, como derechos sexuales y reproductivos, websites de política, o websites de herramientas de seguridad, entonces puedes colaborar con todas estas categorías, y es muy importante porque las partes más importantes de detectar esta censura de websites es tener esta lista actualizada y con websites que sean interesantes para estas investigaciones. También puedes colaborar hablando acerca del proyecto, mirando los datos, usándolos para tu investigación, es también una forma de colaborar porque el proyecto es interesante e importante si estos datos son usados. Entonces si accedes al website de OONI puedes como programador o programadora acceder a los datos directamente en una API de programación, pero si no eres programador o programadora tienes una interfaz llamada OONI Explorer en la que puedes ver el mapa del mundo y clicar en los países y ver que tests pasaron o no pasaron en qué país, casi en tiempo real, entonces es una manera fácil e intuitiva de ver los datos y ver cómo funciona el proyecto.

Añadiendo a lo que dice Lucas, especialmente cuando estás corriendo un sensor, hay ciertos riesgos. Correr un sensor (una probe, en inglés) implica chequear la conexión desde tu red hacia sitios web que podrían estar prohibidos en tu país, así como usar de forma automatizada algunas herramientas para tratar de saltarse esa censura a ciertas páginas. Es muy importante dejar claro que OONI no está diseñado para proteger la privacidad de las personas que corren los sensores, de forma que hay que tener muy claro cuáles son los riesgos que se están corriendo y sobre todo desde dónde vas a correr estos sensores. Sin embargo, te animamos a que te unas a las conversaciones de OONI y que despejes dudas y conozcas más sobre el proyecto, hay muchas más formas de colaborar y ser parte de la comunidad.

Para finalizar, recordemos que el trabajo de OONI no está completo si no tomamos conciencia de las implicaciones de la censura, hablamos de ésa que es ejercida a escondidas, sin consentimiento ni consenso de nuestras comunidades, esa censura forzada y malintencionada. "Es muy difícil luchar por un derecho que la gente no quiere defender" decía una invitada nuestra en un programa anterior, y no deja de ser cierto.

Lucas: Yo creo que las personas están tomando un poco más de conciencia acerca de la censura, pero no bastante porque a veces no entienden que la censura no es un problema sólo en el caso especifico en que ocurrió la censura, sino que el hecho de que está ocurriendo una censura aumenta la tolerancia y los precedentes legales también. porque muchas veces si intentas combatir un problema que sea trafico de drogas o un problema político con censura, solo puedes aumentarla más y más porque las personas van a continuar hablando. Es un tema muy complejo el tema del bloqueo, el tema de la libertad de expresión, problemas de violencia online de género y discurso del odio traen conflictos o cosas que tienen que ser habladas, pero creo que es un tema muy actual, y principalmente en el contexto de internet. En Brasil, junto con la coalición, "direitos na rede" hablamos mucho acerca de esto, acerca de proyectos de ley que están intentando cambiar la ley para bloquear websites sin una orden judicial... OONI no intenta resolver todos los problemas, sino ser una parte de la solución, o de una investigación más propiamente, un proyecto que intenta desplegar datos de todos los países y datos más o menos constantes para que puedan ser usados para investigaciones más profundas que necesiten evidencias. Para ellos es importante tener datos constantes y tenerlos en un formato que sea bueno para que se puedan hacer estadísticas o comparar diferentes países o poder decir, estamos corriendo tests hasta hoy, y hoy se empezó a bloquear esta website, entonces tienes evidencia no sólo de que el website está bloqueado hoy, sino también que no lo estaba. Creo que es también una parte de esto las parcerías (partnerships) de OONI con otros países, con organizaciones en diferentes países, porque no sólo tienes que detectar, sino también tener el contexto, tener periodistas que hablen acerca de esto, en un lenguaje y un contexto que las personas de la calle se identifiquen, entonces es una parte de algo que tiene que acontecer, en muchos otros frentes y muchas otras maneras, entonces organizarse y hablar en otros lenguajes, que también no sólo son los tecnológicos, tenemos que hablar en muchos lenguajes diferentes acerca de este tema para que realmente lleguemos a las personas de la calle que no están tanto en nuestro mundo de activismo y derechos humanos, para que la conversación se amplifique y cambiemos el pensamiento muchas veces de que censurar es una solución que va a funcionar a mediano o largo plazo.

Hasta aquí el programa de hoy. Esperamos que hayas conseguido discurrir sobre esta danza entre los poderes que a veces quieren que no accedamos a alguna información, o que usemos algún canal de comunicación, y las hackers y programadoras y personas como tu que tratan de encontrar agujeros en esos sistemas de control para conseguir que la información, como decían los cypherpunk en los ochenta, pueda ser libre.

Gracias a Lucas por acompañarnos y compartir este rato con nosotras, y gracias a todas ustedes por escucharnos el día de hoy.

Lucas: Gracias por escucharme, me gustó hablar para ustedes acerca de esto y lo que hacemos de este tema, y adiós, chau, nos vemos.

Nos encontramos de nuevo el mes que viene, con un nuevo desarmador.

NUESTRAS FUENTES

EN TEXTO

EN AUDIO